CASCO

Salvo para un amigo que dice que mientras no vomite dentro del casco puede seguir usándolo indefinidamente, para el resto de los mortales los cascos caducan. No lo hacen de un día para otro, pero si has oído que los cascos hay que cambiarlos cada tres o cinco años, algunas marcas alargan este periodo de uso hasta los siete años. Pero ¿por qué caduca un casco? Aprovechando un artículo que han publicado en Motorcycle Central.com vamos a repasar el concepto.

Antes de meternos en materia hay que distinguir al menos tres partes que integran un casco, la calota, el relleno y el acolchado interior. La calota es la "cáscara" exterior, la parte dura que se encarga de recibir el primer impacto. El relleno es esa capa de "corcho blanco" que hace las veces de amortiguador entre nuestra cabeza y la calota, lo que realmente nos protege de sufrir lesiones graves. Y el acolchado interior es esa parte que está en contacto con nuestra piel y pelo y que nos hace el uso del casco lo más cómodo posible.

La calota ya hemos dicho que es la parte exterior y suele estar fabricada en resina termoplástica o materiales compuestos como la fibra de vidrio, de carbono, aramida o combinaciones de todas estas. Al ser una cáscara más o menos rígida, si cae, o golpea el suelo con la suficiente fuerza, puede agrietarse, con lo que perdería sus propiedades y habría que desecharla. Si esto no pasa, su composición puede durar bastante más de los años que citamos como vida útil del casco. aún siendo de resina termoplástica, esta puede permanecer inalterada bastante más de esos siete años que hemos citado.

Salvo para un amigo que dice que mientras no vomite dentro del casco puede seguir usándolo indefinidamente, para el resto de los mortales los cascos caducan. No lo hacen de un día para otro, pero si has oído que los cascos hay que cambiarlos cada tres o cinco años, algunas marcas alargan este periodo de uso hasta los siete años. Pero ¿por qué caduca un casco? Aprovechando un artículo que han publicado en Motorcycle Central.com vamos a repasar el concepto.

Antes de meternos en materia hay que distinguir al menos tres partes que integran un casco, la calota, el relleno y el acolchado interior. La calota es la "cáscara" exterior, la parte dura que se encarga de recibir el primer impacto. El relleno es esa capa de "corcho blanco" que hace las veces de amortiguador entre nuestra cabeza y la calota, lo que realmente nos protege de sufrir lesiones graves. Y el acolchado interior es esa parte que está en contacto con nuestra piel y pelo y que nos hace el uso del casco lo más cómodo posible.

La calota ya hemos dicho que es la parte exterior y suele estar fabricada en resina termoplástica o materiales compuestos como la fibra de vidrio, de carbono, aramida o combinaciones de todas estas. Al ser una cáscara más o menos rígida, si cae, o golpea el suelo con la suficiente fuerza, puede agrietarse, con lo que perdería sus propiedades y habría que desecharla. Si esto no pasa, su composición puede durar bastante más de los años que citamos como vida útil del casco. aún siendo de resina termoplástica, esta puede permanecer inalterada bastante más de esos siete años que hemos citado.

Salvo para un amigo que dice que mientras no vomite dentro del casco puede seguir usándolo indefinidamente, para el resto de los mortales los cascos caducan. No lo hacen de un día para otro, pero si has oído que los cascos hay que cambiarlos cada tres o cinco años, algunas marcas alargan este periodo de uso hasta los siete años. Pero ¿por qué caduca un casco? Aprovechando un artículo que han publicado en Motorcycle Central.com vamos a repasar el concepto.

Antes de meternos en materia hay que distinguir al menos tres partes que integran un casco, la calota, el relleno y el acolchado interior. La calota es la "cáscara" exterior, la parte dura que se encarga de recibir el primer impacto. El relleno es esa capa de "corcho blanco" que hace las veces de amortiguador entre nuestra cabeza y la calota, lo que realmente nos protege de sufrir lesiones graves. Y el acolchado interior es esa parte que está en contacto con nuestra piel y pelo y que nos hace el uso del casco lo más cómodo posible.

La calota ya hemos dicho que es la parte exterior y suele estar fabricada en resina termoplástica o materiales compuestos como la fibra de vidrio, de carbono, aramida o combinaciones de todas estas. Al ser una cáscara más o menos rígida, si cae, o golpea el suelo con la suficiente fuerza, puede agrietarse, con lo que perdería sus propiedades y habría que desecharla. Si esto no pasa, su composición puede durar bastante más de los años que citamos como vida útil del casco. aún siendo de resina termoplástica, esta puede permanecer inalterada bastante más de esos siete años que hemos citado.

banner1

 

Calendario de Eventos

Septiembre 2017
Lun Mar Mié Jue Vie Sáb Dom
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30

Acceso usuarios

¡Regístrate y verás el menú descarga de documentos y ofertas!

      movil app

  Miembro de                                     

cnaeb

                                                      

      Síguenos en

        facebook-     linkedin-     twiter-

©2014 Olympad Publicidad